Hunger hurts but starving works

miércoles, 22 de febrero de 2012


Nostalgía. Me he hundido de nuevo por unos largos momentos y resultó en ésto. Una semi consciencia del presente, en una nebulosa particular de confusión. Aquí estoy. ¿Y? Mi cuerpo tiembla desde hace ya unos días, mis musculos no respondían bien y se me entumecieron las manos y los pies. Un extraño pánico casi de gusto me asustó, otra excusa para el gran atracón de hoy. Soy una delirante, verán, a penas estoy donde siempre quise estar, me acobardo y lo arruino, traducción?; como sin parar con el corazón sensible a cualquier ruido porque no vaya a ser que, por el amor del Todo Poderoso, alguien me pesque comiendo sin razón.
Sí, hace dos días se me ocurrió pesarme y allí estaba el 37´7 que significó tanto, tanto, tanto en mis últimos meses. Estaba de nuevo ahí, en el peso donde fui feliz y todo estaba bien. Sentí que la correa me liberaba a ser una muchacha sin meta, ni calorías, ni bueno o malo, me liberaba a comer porque Ey! Ya llegaste! Ya sos flaca!
Mentira grotesca y de mal gusto.
Ni sé que es esa masa blanca en el espejo, sí, salen unas puntas geométricas en algunos lugares precisos, pero aquellos huesos no están lo suficientemente filosos para que alguien los toque y se preocupe. No todavía.
Estoy extraña y siento extrañamente todo lo que me rodea. Sí, he tomado más calmantes de los recomendados y he exagerado con los laxantes, sí, pero algo más pasa y no sé qué es.
Quizás la vida ya no me es una palabra vacía y cliché poético que alguna vez fue, no, de pronto vida es lo que transito y nada bueno sale de ella, según veo. 
Un atracón, de 2.000 calorías en yogurt, fruta, galletas de arroz y salvado, puede con mi mejor optimismo falso.
Me construye rápido para destruirme, demolerme, aplastarme hasta hacer de mi alma polvo. 
La comida, que no quiero la debo comer, la que sí quiero la termino odiando, la que deseo es mi el paraíso infinito pero primer bocado rápidamente se convierte en infierno de culpa. Mastico, saliva, tragar o escupir, gran dilema.

Quiero parar de sentir, de saborear, de pensar estrategicamente en absolutamente todo, de diseccionar cada detalle, parar de hablar, de asentir, de sonreír, de simplemente estar. Parar de estar. Quiero tranquilidad.
Quiero despertar y sentir luz, un té o café quizás, leer y estar en paz. Sin amigos, ni padres, ni comida, ni vida social que enrede mi realidad. Sola sola sola. Y sentir la soledad.

20 comentarios:

  1. Te quiero mucho, muchisimo. Y aqui estamos contigo.

    ResponderEliminar
  2. "La comida, que no quiero la debo comer, la que sí quiero la termino odiando, la que deseo es mi el paraíso infinito pero primer bocado rápidamente se convierte en infierno de culpa"
    Cómo entiendo esto, a veces yo también quisiera verme libre de esto, LIBRE, pero recuerdo que me ataron a estas cadenas inclusive antes de que yo supiera que existían.

    Un gran abrazo Malena, te deseo mucha tranquilidad :)

    ResponderEliminar
  3. Esta obsesion nada la cura ni la soledad.
    Espero que esos 37 te traigan al menos un poco de paz

    ResponderEliminar
  4. Nunca es suficiente, ya sabes como es.
    También necesito un tiempo fuera de todo, quizás durmiendo.

    ResponderEliminar
  5. No te mates la cabeza tratando de traducir algo que no se puede describir con el lenguaje ni la expresión, es tan privado que ni nosotras llegamos a saber qué es... suponemos que una cosa y la otra, pero nunca estamos completamente seguras de que así es.

    Hombre, no estoy aquí para decirte "te entiendo", porque es redundante decirlo, no ayuda en nada un "te entiendo", pero sabes porqué estoy, que si a nadie le preocupan las navajas que tienes de huesos a mí si. ¿Voste? incluso el día que viste el 37,7 la "felicidad" -más bien orgullo- fue efímera(o), un día tu piel se va a cortar y dará lo mismo, ya no importa si eres un forro de huesos, lo que sientes no se va a quitar por eso, y la verdad me atormenta la idea de que llegues a esos límites.

    Estoy hiper orgullosa de tí, para que veas que si, alguien puede estar orgulloso de tí y no solamente por los kilos que has perdido, porque eso es lo de menos, eres TU Y TU Y TU, y tus detalles, y tu amistad, y tu comprensión y tu fuerza. Tenlo siempre presente, te quiero Male.

    ResponderEliminar
  6. sabés que es re raro leerte y sentirme identificado con un yo de hace un tiempo, eso de los huesos que ves pero no son lo suficientemente preocupantes y todo eso, ese sentimiento de autodestrucción casi involuntaria, no sé, me traen un toque de melancolía tus palabras, sólo tengo para decirte que tal vez es algo pasajero, que tal vez es algo de edad, que ya le vas a encontrar un sentido a la vida, no todo es tan vacío y a la vez tan lleno de mierda como parece, y nada, espero que mejores y te sientas bien, un beso!

    ResponderEliminar
  7. Creo que a estas alturas.. solo necesitamos un poco de puta paz.

    ResponderEliminar
  8. Sabés que hago lo mismo?
    Cuando llego la cago, pero es el montruo no yo. Ni tampoco tu
    Qui sommes-nous?

    Y me pareció verdaderamente atractiva la idea de quidrme sola para siempre pero no creo que sea LA SOLUCION, es decir ... ¿no somos nosotras el problema? .. Qui sait? Qui s'en soucie?
    Je t'aime <3

    ResponderEliminar
  9. Despabilaaaaaaa YA! Solo quiero leerte bien . Te quiero Male.

    ResponderEliminar
  10. Te quiero tanto! Qué ganas de abrazarte y pasarnos un buen rato juntas.
    Mucha fuerza. Estamos aquí para tí.

    ResponderEliminar
  11. Malena, porque escribis de manera que cada linea te penetra hasta los lugares mas extraños de nuestras mentes? Porque cada palabra tuya, es como un totem sagrado?

    37.7. a mi me parece que si, ese peso ya es suficiente para que muchos se preocupen. Incluyéndome...

    ResponderEliminar
  12. Donde está Male?
    te quiero mucho pequeña :*

    ResponderEliminar
  13. Me dan ganas de llorar esta entrada.


    Sin verte te digo que estas linda,y que esos 37 te sientan perfectamente.

    ResponderEliminar
  14. Reportate querida mia? Cuidate mucho! ♥

    ResponderEliminar
  15. Me duele un poco leer todo esto, no me gusta ver sufrir a la gente. No sientas culpa, no te dañes, agarrá esos libros que tanto querés leer, preparate una taza de lo que más te guste y disfrutá de un día para vos sola, sin compañía de nadie, mucho menos de la puta culpa. La vida es sentir, elegí que ese sentimiento sea la felicidad.

    ResponderEliminar
  16. hola, te tenia guardada en mi marcador de chrome hace mucho, es la primera vez que te comento.

    tambien, necesito estar sola, sola, sola. no quiero ni atender llamadas, ni que nadie me hable por un buen rato, quiero encerrarme en mi habitacion, y estar a oscuras. nada mas.
    saludos, mi nombre es jazmin.

    ah, y por tu atracon, no te preocupes, creo que es el atracon mas sano que he leido. no se hasta cuanto queres pesar realmente, pero creo que en el punto en el que estas los atracones son los que te mantienen "viva".

    ResponderEliminar
  17. Gracias por entrar a mi blog, estudio producción de moda, vos?

    También siento cierta ´conexión´tu perfil me describe perfectamente

    Saludos!

    ResponderEliminar