Hunger hurts but starving works

sábado, 26 de noviembre de 2011

actualidad


Me siento terriblemente sola, tristeza ya no logra explicar el vacío. Es la vida, me he defraudado o acaso me puedo considerar alguien?
Me siento como aire. Sin estructura, sin sentido de existir, invisible, sola. Olvidada por el curso de la vida. Aquí, siempre, aquí. Amarrada a un presente entumecido.

Veo a todos seguir con sus vidas, crecer, madurar, continuar. Observo los cambios de sus vidas, de sus personalidades, de sus presentes. Eso es lo que hago, observo. Mientras mi vida no ha avanzado en lo más remoto. Es como si la vida me arrastrara una y otra vez al principio, nunca me deja ir o yo no dejo de sostenerme a mi miseria? Quien sabe. Estoy cansada.
Quisiera dormir hasta que todo se solucione.
Desde de Julio-Agosto mi vida ha sido un desastre. Los primeros meses del año todo marchaba como debía, mis estudios, mi vida social, mi ánimo. Pesé entre 39-41 kilos todos esos meses. Quería seguir bajando pero no me odiaba tan desesperadamente y llegó el día cuando la balanza midió 37'5 kilos. Y desde ese momento todo se desplomo.
Septiembre me es extrañamente borroso, sólo sé que me despertaba para atraconarme y llorar. Los ataques de pánico más espantosos que he sentido porque no tenían ninguna razón, simplemente estaban ahí todos los días, como si tuviese fobia a la vida, al día, a la repetición del acto.
Recién ahora puedo decir que estoy mejor pero las cosas no están bien. Yo no estoy bien. He vuelto al aislamiento, al no querer ver a nadie, al no salir, a dejar los estudios, a esperar que el día pase para poder dormir.
Tengo psicólogo y psiquiatra que me dicen que todo va a mejorar, no les creo, sonrío y asiento, pero no les creo.
Incluso he dejado este blog y he sido tan egoísta como para olvidarme de ustedes, las que todavía me leen. Las extraño, siento que perdí amigas por estar así.
Mi día es simple; despertar, café, televisión, ensalada, dormir, televisión, manzana, leer, ensalada, dormir. 6 diferentes pastillas de por medio marcan el día.
Sigo pesando 41'3 y me siento tan o más incomoda, gorda y espantosa.
No soy nada más que desperdicio de vida.
Ojala pudiera dar mi tiempo de vida a alguien que la necesite.


Las quiero, por favor no lo olviden.


Malena.

9 comentarios:

  1. Yo también te quiero, no olvides eso tampoco.

    ResponderEliminar
  2. hola

    Sabes? yo pasé por eso también. Ese sentimiento de odio, de ver que nada esta bien, el aislamiento, odiar estar entre gente. Todo mal.

    Pero ahora, que he logrado borrar algunos de esos pensamientos de mi cabeza y ver todo con claridad. Me doy cuenta que lo peor que pude haber hecho fue aislarme, no hablar con mis amigos, encerrarme en mis problemas. Eso solo te deprimirá mas aún. Lo que debes hacer es todo lo contrario, salir con gente que valga la pena y que ojalá puedan alegrar un poco tu día. O si no, sal y ve las cosas lindas que aunque no creas existen, el mar, la naturaleza pueden cambiar tu mente... ¡pero por favor no te encierres!

    ResponderEliminar
  3. chanchi, piensa en que las demas lo llevamos PEOR.
    me pasó igual, empecé el año perfect! y después cagué, casi 5 kilos engorde!he bajado 3! aun no llego al peso de principio de año! y me queda qué... un mes? para tratar de pasar el año nuevo sin odiarme tanto?
    calmate, calmate, calmate

    ResponderEliminar
  4. te quiero mucho malena
    y te extraño demasiado tambien.

    ResponderEliminar
  5. Sé que cuando te estabilices volverás, vamos el equilibrio no es imposible.


    P/D: la info de las pastillas están en una de mis pestañas del blog.

    ResponderEliminar
  6. Por favor, no te vuelvas a llamar desperdicio que me duele hasta a mi.
    Sos preciosa, adoro como escribis y tu fuerza me motiva muchisimo.
    Por favor no decaigas ¡Estas siento TAN fuerte!
    Animo hermosa!

    ResponderEliminar
  7. Yo también me siento super egoísta y mala persona al haber abandonado el blog y saber que hay gente, que llegó a ser importantes en mi vida, lo está pasando mal y yo sin hacer nada...
    Puff no sé siquiera si te acordarás de mi, pero creo debía pasarme para decirte que no estás sola. Es lo único que puedo decirte porque sinceramente estoy igual que tú salvo por el tema psicólogos/psiquiatras ya que ellos ya firmaron que estaba mejor...
    Estoy contigo :)

    ResponderEliminar