Hunger hurts but starving works

jueves, 8 de septiembre de 2011

Hoy me volví a atraconar. Todo iba bien hasta que volví de terapia. Cereal de fibras, leche, 2 bananas, 3 manzanas y ciruelas descarozadas. 1400 calorias. Tengo ganas de morir y terminar con todo. No sé porque como, no lo sé, me desespera porque no es hambre ni ganas es simplemente un deseo impulsivo que no puedo controlar. Ahora viene el ayuno compensatorio y la sobredosis de laxantes. 
Estan cansadas de leer lo mismo, no? Realmente lo lamento, sepan que me hundo en la verguenza.

10 comentarios:

  1. Awww puta madre!
    a no decaer mi vida, arriba, arriba !
    Te quiero muchisimoooo y estoy aqui para lo que quieras !

    ResponderEliminar
  2. ¿Verguenza? no, ni nombres la palabra, yo sé que da verguenza, pero no tienes nada de que avergonzarte.
    Chiquilla mía, si nos sentaramos a hablar de los días que pasan y pasan, atracón tras atracón, y me siento a analizarlo, cómo solucionarlo, porque ojalá fuera hambre, pero no, un toque de ansiedad, pero a la larga ni tanta. "Que te controles, que todo esta en la mente niña!" dice mi madre, que ella cree que no he jugado con mi mente, pero siempre termina ganandome, control... bueno, no se acerca, pero ya has centrado cabeza muchos días, muchas veces que rozaste 37kg, no quisiera que siguieras haciendote tanto daño, yo sé lo que duele todo esto.. pero ganas de salir adelante deben haber, no sabes como me duele verte así, sin ganas de nada.
    Como me duele, no te imaginas Malena mía.
    Te quiero corazón, no te vayas nunca.

    ResponderEliminar
  3. estamos iguales por acá.
    supongo que solo son unas malas rachas, no? esperemos♥
    fuerza hermosa!

    ResponderEliminar
  4. Suele suceder, es una conducta muchas veces incontrolable. No te averguences de ser humana ni de equivocarte nena!! y no, no me canso de leerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. A mi también me duele leerte así, me duele estar de la misma forma as Well as you, lee mi ultima entrada, that could be for you too! Claro que si. Cuidate Male! & stay strong.

    ResponderEliminar
  7. Si te sirve de consuelo, no eres la única: yo me pasé los 3 últimos días comiendo y vomitando. Como tú dices, es mejor ayunar, cuando ayunas ya no hay nada que pensar ni de qué preocuparse y el hambre desaparece tarde o temprano. De todas formas, tienes que mirarlo objetivamente: tampoco fue un desastre absoluto. Ánimo, un beso!

    ResponderEliminar
  8. No debe darte verguenza!.
    Este es tu espacio y estamos todas juntas en esto.
    No es nada fuera de lo común.
    Ahora a retomar el control y a sentirse bien con una misma de nuevo.
    Por lo menos pensa que comiste cosas sanas :)

    Besos linda

    ResponderEliminar
  9. No me canso ni de mi que soy el fracaso personalizado, voy a cansarme de ti, que eres fuerte.
    Que es un día, un momento de decir ''hoy me permito ser débil''. Sólo es uno, vale? El problema es que se repite. Dejamos que se repita. Es la misma tentación, la misma ansiedad en la cabeza.
    En cambio, cada día de triunfos es diferente. Un hambre diferente, un dulce que no comes diferente, un vaso de agua diferente y trescientos abs diferentes. Porque tienes la fuerza, y lo controlas.

    Marca la diferencia Malena. Ya lo has hecho muchas veces.

    ResponderEliminar
  10. Pero sigues intentando, no?
    Eso es lo que cuenta, que sigues intentado, que no te das por vencida.

    Un día de estos vamos a dejar de intentar y lo vamos a lograr! :)

    ResponderEliminar